viernes, 9 de julio de 2010

Un poema de Selima Hill en The Guardian

Veo a la mosca,
atraída por mis heridas,
obstinada
rompiendo mi red;
y cuando la mosca
se marcha de puntillas
fuera de la vista
veo el perfil distante de mi madre
que siempre se protege
a sí misma en ella misma.

I watch the fly,
attracted by my wounds,
obstinately
quartering my net;
and when the fly
tiptoes out of sight
I watch the distant outline
of my mother
who likes to keep herself
to herself.

1 comentario:

emmagunst dijo...

José Luis, me dejás publicarlo en mi blog?

El resto de su poesía está en inglés y mi poco inglés me dice que está buena!