martes, 28 de julio de 2009

Mariana

Cuando nos despedimos me hizo prometerle que jamás, jamás, jamás, escribiría un cuento en el que hubiera ningún rasgo de nuestra vida en común, ni de los momentos excelsos ni de los peores, ni de anécdotas de la vida normal ni de momentos extracotidianos.

Hay tanto que contar que sólo puede escribirse con otros personajes; pero esos personajes tardarán en llegar.
Feliz cumpleaños.
“Tú, Garfunkel” de The New Raemon.
Aprieta / aprieten
aquí.

desmemoriado quiero estar para ser olvidadizo,
y desatender lo nuestro si es que alguna vez hubo algo de eso,
me miras bien y te das cuenta de que todo se nos fue a la mierda,
el tejado lleno de piedras que nos cubren de distancia,
se nos va ya el santo al cielo, por querer ya ni te quiero,

si no es así lo omitiremos.

que mala memoria, que mala memoria...
(quema la memoria, quema la memoria…)

te mereces mi consenso, la catástrofe fue inmensa,
tú a bailen yo a baifugona, ya no se aceptan mas bromas,
tú me hablas de colchones, yo te agobio con canciones,
de deseos miserables, de una vida de desastres,
sonarán todos los clásicos y un quejido lastimoso,
varios puntos de sutura, todos los clichés de una ruptura.

que mala memoria, que mala memoria...
(quema la memoria, quema la memoria…)

y ahora compartimos noches con el primero que pasa,
y abrazamos las cucharas para ver si alguna encaja,
y si trae comida china, del chino del oso panda,
de repente se me enfría y el arroz se me atraganta.

yo soy simon tú garfunkel, yo soy simon tú garfunkel
yo soy simon tú garfunkel, yo soy simon tú garfunkel
yo soy simon tú garfunkel, yo soy simon tú garfunkel

2 comentarios:

Jorge Pedro dijo...

¡adoro esa canción!

jildardo dijo...

Felicidades Mariana. Y que se te cumplan todos tus sueños. Saludos